Home / Historia / Fleming y la penicilina

Fleming y la penicilina

Alexander Fleming (1881 – 1955), bacteriólogo inglés, había participado como médico investigador durante la Primera Guerra Mundial. Sus investigaciones tenían el objetivo de disminuir la mortalidad causada por infecciones bacterianas entre los heridos de guerra.

Durante 1928, tras varios días de ausencia por vacaciones, Fleming, sin saberlo, dejó que el destino o el azar, jugaran su parte ya que Fleming abrió su placa por algunos segundos para sembrar Staphylococcus aureus. En realidad una exposición muy breve para que pudiera contaminarse con Penicillium, a menos que la atmósfera tuviera una gran carga de ellos. Resulta que en el piso de abajo del Laboratorio de Fleming, un micólogo cultivaba Penicillum notatum, las pequeñas esporas tan livianas, encontraron su rumbo hasta los cultivos de Fleming.

Dos semanas después, al regresar a su laboratorio, notó que una de las placas con colonias de estafilococos estaba contaminada por un hongo. Estuvo a punto de desechar la placa cuando de pronto, observó que las colonias de estafilococos (de color amarillento) habían desaparecido de los lugares donde había crecido el hongo y únicamente restaban gotas de un líquido.

Evidentemente, el hongo disolvía las bacterias y ese hongo, como ya sabemos pero Fleming ignoraba, se llamaba Penicillium notatum. En consecuencia, Fleming denominó penicilina al principio activo que producía.

Durante casi 10 años Fleming trabajó arduamente por aislar la penicilina, sin mucho éxito. Sus estudios avanzaron muy poco.

En 1939 el bioquímico de origen judío Ernst Chain y el patólogo Howard Florey, finalmente lograron aislar y purificar la penicilina.

Durante la Segunda Guerra Mundial, este antibiótico salvó la vida de miles de heridos de guerra y también se mostró eficaz en el tratamiento contra la sífilis, tétanos y otras enfermedades causadas por bacterias.

Fleming, Chain y Florey recibieron el premio Nobel de Medicina en 1945 y fue así como se dio inicio a la “Era de los Antibióticos”.

Recibe lo mejor de Un día más Culto en tu mail
Suscríbete a nuestro newsletter y recibe nuestro mejor contenido

Dejar un comentario

Desplazar hacia arriba