Home / A dónde vamos / La ciudad más ruidosa del mundo

La ciudad más ruidosa del mundo

Hace 600 años antes de nuestra era se prohibía el martillado de metales dentro de los centros poblacionales. Luego Plinio observó que la sordera era frecuente para los que vivían cerca de las cataratas del Nilo. Isabel I de Inglaterra, apreciaba el silencio por lo que hizo ciertas regulaciones para los ruidosos.

Con el advenimiento de la Revolución Industrial y las escasas o nulas regulaciones, la actividad productiva estaba inmersa en un verdadero caos para la salud de los trabajadores y de cualquiera, en realidad. Espacios reducidos, aire contaminado, sustancias carcinógenas, bacterias, además de un ruido del terror, fue el contexto de la modernidad.

Ya en 1948 los trabajadores exigían mejores condiciones laborales, pero sería hasta 1968 cuando se establecería en ocho horas el tiempo máximo de exposición a niveles de ruido de 85dB que después subió a 90dB y desde entonces casi todos los países tienen dicha reglamentación.

Sin embargo, a pesar de la reglamentación, la realidad es que vivimos y hemos aprendido a vivir en un ambiente ruidoso donde es preciso esforzarse para hacerse escuchar, hacemos oídos sordos a nuestro entorno, actuamos con indiferencia ante el ambiente y por tanto, cada vez nos aislamos un poco más.

El ruido también genera trastornos del sueño, la gente se despierta fácilmente y al estar físicamente cansado, el desempeño baja al tiempo que la irritabilidad aumenta. Así que el ruido es copartícipe del estrés, trastornos circulatorios, alta presión arterial, dilatación pupilar, males gastrointestinales. Ruido, todo a causa del ruido que quizá hace tiempo dejamos de percibir.

Si padeces alguna de las siguientes, es posible que en tu lugar de trabajo estés expuesto a niveles mayores de 90dB: tensión arterial sistólica, cefalea, presencia de vértigo en horas laborales, alteraciones en el ritmo de sueño, cambios de conducta, ansiedad y/o irritabilidad en horas de trabajo.

A ciencia cierta es imposible saberlo pero es probable que la Ciudad de México sea una de las más escandalosas a nivel global. Pero simplemente, la desorganización del sistema de transporte, el volumen del parque vial y el porcentaje de antigüedad de los mismos, además del trazado caótico de las vías de comunicación, hace que la ciudad sea algo cercana al caos.

Y aunque otras ciudades como Nueva York, Tokio, París o Londres tienen también un gran caos vial, las vías para el tráfico pesado normalmente no invaden las denominadas zonas dormitorio, el trazado de las vías de comunicación gozan de un orden que se hace respetar.

Recibe lo mejor de Un día más Culto en tu mail
Suscríbete a nuestro newsletter y recibe nuestro mejor contenido

Dejar un comentario

Desplazar hacia arriba