Home / Salud / La felicidad existe, está en tus frecuencias cerebrales

La felicidad existe, está en tus frecuencias cerebrales

Frases como “eres lo que comes”, “eres lo que piensas”, “dime con quién te juntas y te diré quién eres”, tienen todo el sentido cuando integramos la variable de las frecuencias cerebrales.

El cerebro obedece a frecuencias de vibración y dado que funciona con energía bioquímico-eléctrico de baja potencia, le permite procesar diferentes estímulos y brindar respuesta.

El proceso se completa cuando el tálamo y la glándula pineal reciben cargas eléctricas enviadas por las neuronas cada 12.5milisegundos. Este fenómeno permite al cerebro emitir y recibir información extrasensorial rompiendo con conceptos de tiempo y espacio; el cerebro crea formas de pensamiento que se elevan por encima de lo sensorial.

Cada una de las ondas cerebrales conlleva un estado físico-fisiológico-mental-comportamental, mediado por sustancias químicas y hormonas que se vierten al torrente sanguíneo.

Ondas Gamma 30 – 40Hz

Llevan a estados de histeria, pánico, agresividad, huida, descontrol y ansiedad. Pueden ser producidas por ruidos fuertes, situaciones de máxima tensión o noticias traumáticas.

Ondas beta 14 – 30Hz

Se dan con el pensamiento cotidiano, conversación, atención externa, razonamiento lógico y concentración regular.

Ondas alfa 7.5-13Hz

Conllevan reposo, introspección, lucidez, creatividad, capacidad de concentración, mejor rendimiento, intuición, fluidez y autosugestión. Este estado se logra mediante la relajación activa o pasiva, oración, meditación y pensamiento en blanco.

Ondas theta 3.5 – 7.5Hz

Se encuentran entre la vigilia y el sueño. La mente se abstrae del mundo exterior y “vuela”. Ésta es la frecuencia que emiten los discípulos zen, monjes budistas, religiosos y místicos cuando meditan. La música ayuda a profundizar el estado de relajación y catarsis asociado a las oraciones y mantras.

Las ondas alfa y theta potencian la concentración, rendimiento, fomentan estados de tranquilidad, mejoran la creatividad, refuerzan el sistema inmunitario, aumentan la energía vital, felicidad, y autoestima, mejoran la calidad de las relaciones sexuales, reordenan y equilibran la mente, contribuyendo a la sanción holística.

Ondas delta 0.5- 3.5Hz

Se corresponden con el sueño profundo. La relajación es máxima, con estados de reacondicionamiento físico y reestructuración mental. Este estado se asocia con los viajes astrales y estados hipnóticos profundos.

Recibe lo mejor de Un día más Culto en tu mail
Suscríbete a nuestro newsletter y recibe nuestro mejor contenido

Dejar un comentario

Desplazar hacia arriba