Home / A dónde vamos / La histeria colectiva existe

La histeria colectiva existe

El frenesí de la colectividad puede ser contagioso y podría derivar en psicosis o histeria colectiva. Si bien no es común encontrarla, eventos impactantes o estresantes, podrían detonarla.

La histeria colectiva o epidémica se define como la ocurrencia de un conjunto de síntomas físicos sugestivos de patología orgánica, debidos a una causa psicológica, en un grupo de individuos.

Son dos las precondiciones necesarias para que se contagie o aprenda un modelo de conducta histérico: estado general de tensión y la percepción por parte de los otros de que la conducta histérica es una respuesta adecuada a la situación en que se produce. El estado de tensión puede ser incluso por exceso de calor, falta de ejercicio físico o sentimiento de incomprensión.

En el 2002 se registró un caso de psicosis colectiva en Perú, al interior de una comunidad nativa, en territorio de la selva. Los síntomas que se identificaron, fueron: alucinaciones auditivas y visuales, obnubilación, agitación psicomotriz, convulsiones, tristeza-depresión, ansiedad-miedo, ideación paranoide, enojo, euforia, conducta agresiva, taquicardia e hiperventilación.

El término histeria colectiva es también un equivalente que se comporta como enfermedad transmisible en la que, los individuos susceptibles son niños, adolescentes, mujeres y grupos sometidos a estrés cuyo mecanismo de transmisión es audiovisual, conducta verbal o psicológica. El contagio da lugar a preocupación y alarma de la población que a su vez, multiplica la atención y contribuye a la extensión de la epidemia.

En la cultura anglosajona, el 60% de los casos documentados han ocurrido en centros escolares. Otro caso de estudio desarrollado en los colegios de Québec, encontró que existe una tasa de un episodio anual por cada mil escuelas.

Recientemente, en España, un grupo de Urgencias y Emergencias del Colegio de Psicólogos de Madrid, reconoce que hay un episodio de histeria colectiva que está llevando a algunas personas a tomar medidas desproporcionadas para frenar la expansión del coronavirus.

En este caso, la psicología sanitaria resume el detonador de la histeria colectiva en: incertidumbre. Es una situación nueva y nadie sabe qué sucederá a continuación. La histeria es pues una reacción muy humana aunque las medidas que se tomen puedan parecer ridículas. Pero, por si acaso, el miedo y el reflejo en la actitud de la gente, es la de acudir y atender a las compras masivas. De ahí el desabasto del papel higiénico, leche entera, cloro, entre otros artículos para sobrellevar la cuarentena. Y tú, ¿te sumas a la histeria colectiva?

Recibe lo mejor de Un día más Culto en tu mail
Suscríbete a nuestro newsletter y recibe nuestro mejor contenido

Dejar un comentario

Desplazar hacia arriba