Home / Salud / La miel de abeja sigue siendo el mejor antibiótico

La miel de abeja sigue siendo el mejor antibiótico

mieldeabeja

Los antibióticos en nuestra época se recetan y consumen de sobremanera. Se recomiendan como si fueran dulces. Un estudio del 2010 del Centro de Control de Enfermedades comprobó que por cada 1000 personas se entregan 833 recetas de antibióticos.

Se ha vuelto una solución fácil para los doctores recetar antibióticos para infecciones virales. Es curioso porque los antibióticos solamente sirven para infecciones de bacterias.

El problema es un poco más serio de lo que parece, pues las bacterias que son resistentes a los antibióticos están aumentando, el CCE también reportó que alrededor de 2 millones de personas contraen infecciones resistentes a antibióticos cada año. A la larga, esto puede hacer que los que usan los antibióticos sean más vulnerables a infecciones que los que no.

Los investigadores de Salve Regina University en Newport están redescubriendo las razones por las que la miel de abeja es todavía uno de los mejores antibióticos naturales. La autora líder Susan M. Meschwitz Ph.D. reportó que “La propiedad única de la miel de abeja reside en su habilidad de luchar contra infecciones en múltiples niveles, haciendo más difícil que las bacterias desarrollen una resistencia”.

La miel usa una combinación de armas, incluyendo polifenoles, peróxido de hidrógeno y un efecto osmótico. La miel es prácticamente un luchador ambidiestro, pues tiene múltiples modalidades para matar bacterias.

Uno de estas armas es su efecto osmosis. Este efecto viene de una alta concentración de azúcar, en este proceso, se absorbe el agua de las células de las bacterias, dejando a los patógenos sin opción más que la deshidratación y por lo tanto, provocando su muerte.

El estudio de Meschwitz propone que la miel es tan poderosa para matar bacteria que debe de ser el primer modo de tratamiento cuando se trata una enfermedad bacterial, pues ataca desde diferentes ángulos. Los antibióticos recetados debían ser la terapia alternativa o el último recurso. La miel es más poderosa porque previene la formación de bacteria resistente a los antibióticos. Y por si fuera poco, no solo la miel de abeja es anti bacterial, sino que es anti viral y anti hongos. Es importante que la miel venga de granjas locales, que sea medicinal, que no sea filtrada y que esté cruda.

Recibe lo mejor de Un día más Culto en tu mail
Suscríbete a nuestro newsletter y recibe nuestro mejor contenido

Dejar un comentario

Desplazar hacia arriba