Home / Salud / La Primera Guerra Mundial y el nacimiento de la quimioterapia

La Primera Guerra Mundial y el nacimiento de la quimioterapia

Básicamente, la quimioterapia es un tratamiento a base de químicos que ayudan al tratamiento de una enfermedad.

Fue descubierta durante la Primera Guerra Mundial gracias al uso del gas mostaza.

Cómo sabemos, el gas, que en realidad es un líquido mezclado usado con explosivos, produce horribles efectos: heridas, daños en las vías respiratorias, ampollas, etc. Cuando el gobierno de los Estados Unidos comenzó a buscar desarrollos que pudieran combatir los efectos de esta sustancia, se encontraron con una variante del gas, misma que podía matar los glóbulos blancos en la sangre.

Debido a que los glóbulos blancos pueden reproducirse rápidamente, los científicos pensaron que podrían darle un uso diferente: probarlo contra otras células que se reprodujeran rápidamente, como las cancerígenas.

Como es costumbre, las primeras pruebas comenzaron en ratones y exitosamente pudieron documentar que el uso de la variante nitrogenada del gas mostaza, HN2, interfería con el crecimiento de los tumores.

Tiempo después y con los ajustes necesarios, llegaron los tratamientos formales. Aunque para muchas personas, éstos no son sino tratamientos degenerativos que sólo enriquecen a las grandes farmacéuticas, es innegable que aunque no siempre resulta efectivo, actualmente es una de las opciones más fuertes para atacar a la enfermedad, en sus primeras fases.

Recibe lo mejor de Un día más Culto en tu mail
Suscríbete a nuestro newsletter y recibe nuestro mejor contenido

Dejar un comentario

Desplazar hacia arriba