Home / Salud / Los venenos blancos que ingerimos diario

Los venenos blancos que ingerimos diario

sal

Hay alimentos que se han ido transformando hasta volverse casi artificiales quedándose sin sus propiedades nutricionales y convirtiéndose en productos perjudiciales para nuestra salud.

Ahora se ha descubierto que estos “venenos blancos” tan comúnmente utilizados podrían incluso causar enfermedades graves como la diabetes, la hipertensión arterial y hasta el cáncer.

El primero de la lista de estos venenos blancos es la sal de mesa refinada, en algunos lugares, como en la Ciudad de México se ha implementado la regla en restaurantes que no deja que pongan la sal en la mesa desde un principio para así reducir su uso tan habitual.

El problema de la sal comenzó cuando la industria cambió la sal cristalina natural en un simple cloruro sódico porque los científicos de la época descubrieron que para salar los alimentos no eran necesarios sus minerales esenciales y otros oligoelementos. De un alimento considerado “oro puro” que procede tanto del mar como de las montañas y contiene 84 elementos que componen el cuerpo del ser humano en su proporción exacta, paso a ser un producto dañino para nuestra salud.

El segundo polvo blanco a analizar es el azúcar refinada la cual ya no se puede ni siquiera considerar un alimento, pues es una sustancia química extraída de fuentes vegetales que deja de lado todas las proteínas y la fibra que conforman el 90% del producto.

Las cosas se complican cuando los productores de la misma intentaron dejar limpio el líquido del azúcar, pues decidieron añadirle cal viva que mata todas las vitaminas, y por si fuera poco se le agrega dióxido de carbono, sulfato de calcio y ácido sulfúrico para decolorar el producto, resultando en un polvo blanco dañino para nuestra salud. Algo que aporta este “veneno” es energía, pero ésta se transforma en glucosa y fructuosa. Esta energía no es necesaria pues tiene mejores fuentes como lo son las frutas y verduras.

El tercer producto de la lista es el harina refinada, el pan a lo largo de los años se ha empeorado. Pues ahora el harina blanca está producida con casi puro almidón y ya solamente contiene una pequeña porción de los nutrientes del grano original. Los tratados del grano actuales resultan en un subproducto llamado aloxano, este producto causa diabetes. Entre más fina y blanca es el harina, menos fibra, vitaminas y minerales tiene el pan y más dañina es para la salud. Es por eso que se recomienda siempre el pan de centeno, el pan integral y el de muchos granos.

Después de llegar a estos extremos con los alimentos más comunes en nuestra alimentación, actualmente se está buscando concientizar a las personas sobre su consumo y se vende a precios mucho más altos otras opciones como la sal de mar y los productos sin gluten. Se recomienda endulzar los postres y bebidas con dátiles o stevia y se vende el pan de granos en tiendas especializadas.

 

[Lógica ecológica]

Recibe lo mejor de Un día más Culto en tu mail
Suscríbete a nuestro newsletter y recibe nuestro mejor contenido

Dejar un comentario

Desplazar hacia arriba