Home / Salud / Omega 3, una búsqueda por la salud

Omega 3, una búsqueda por la salud

omega3

La relación entre el omega 3 y la salud se observaron por primera vez en los años 70´s cuando científicos estuvieron de acuerdo con que la salud de la gente en Greenland con su dieta alta en grasa y colesterol marina era diferente a los que llevaban una dieta común alta en carnes.

Desde ese momento, estudio tras estudio ha comprobado que el omega 3 en el pescado tiene un efecto importante en la salud cardíaca.

Los dos más potentes ácidos grasos del omega 3 son el DHA (docosahexaenoic) y el EPA (eicosapentaenoic), éstos son nutrientes esenciales y entran en cada célula membrana del cuerpo funcionando como un lubricante celular, mejorando la flexibilidad y comunicación entre células y ayudando a su metabolismo y expresión genética.

Investigadores han descubierto que el omega 3 encontrado principalmente en los mariscos, puede subir la probabilidad de vivir más tiempo en caso de sufrir de una enfermedad del corazón.

Está comprobado que el omega 3 ayuda a personas desde que se encuentran en el vientre hasta que son viejos ya que se ha demostrado sus beneficios tanto psicológicos, como físicos.

De hecho, recientemente, el Instituto de Medicina de Comida y Nutrición estableció un mínimo diario de consumo de omega 3.

Pero como se ha descubierto en nutrición, el equilibrio es todo, los dos principales ácidos grasos, omega-3 y omega-6 deben de estar en armonía entre ellos para que funcionen de manera correcta. Si uno está demasiado alto o bajo, los resultados pueden ser incluso negativos.

Por ejemplo, si comes demasiado omega-6 como ocurre en la dieta americana, puede ocasionar inflamación y arterias tapadas, explica Artemis Simopoulos, presidente del Centro de Genética.

Encontrar la proporción adecuada de los dos tipos de Omega es el debate más importante entre los investigadores.

Pero no se apuren, el omega 3 se puede encontrar por regla general en el pescado azul, o en fuentes vegetales como las semillas de lino, la semilla de chía, el sacha inchi, los cañamones y las nueces.

Los ácidos grasos son muy necesarios para la función óptima de las neuronas, ya que el omega 3 impulsa los niveles químicos del cerebro de serotonina y dopamina, que disminuyen la depresión y violencia.

A algunos psiquiatras les parece útil para pacientes con depresión. Y a los doctores para tratar la artritis, y otras enfermedades inflamatorias.

 

[livescience]

Recibe lo mejor de Un día más Culto en tu mail
Suscríbete a nuestro newsletter y recibe nuestro mejor contenido

Dejar un comentario

Desplazar hacia arriba