Home / Salud / Pasión, obsesión o erotomanía

Pasión, obsesión o erotomanía

“La mayor prueba de amor más grande de todos los tiempos” a decir de John Hinckley , fue el balazo que embistió el cuerpo del entonces presidente Ronald Reagan… todo por el corazón de Jodie Foster.

Schizophrenics

La bala se detuvo centímetros antes de alcanzar el corazón de Reagan, quien tras ser intervenido de urgencia, sobrevivió. Hinckley fue declarado no culpable pero sí fue diagnosticado con el síndrome de Clérambault o delirio de pasión amorosa.

Este delirio también denominado erotomanía, se refiere a la convicción de ser amado por alguien que generalmente es de alta posición social, cuando en la realidad esto no sucede y lo que es peor, la otra persona desconoce totalmente la existencia de su enamorado.

En esta variante de la esquizofrenia paranoide, el enfermo experimenta la convicción de que la otra persona le corresponde secretamente y le envía señales clave con cada acto cotidiano.

Por lo general, como en el caso de Hinckley, los pacientes viven una fantasía crónica durante toda su vida.

Se desconocen las causas que provocan el trastorno pero se han documentado pacientes con desórdenes afectivos, alcohólicos, senilidad, esquizofrenia, traumas cerebrales, encefalitis e incluso tumores cerebrales.

¿Estás locamente enamorado de alguien?

esquizofrenia

Recibe lo mejor de Un día más Culto en tu mail
Suscríbete a nuestro newsletter y recibe nuestro mejor contenido

Dejar un comentario

Desplazar hacia arriba