Home / Salud / Proteína PTBP1, ¿el origen de la inteligencia humana?

Proteína PTBP1, ¿el origen de la inteligencia humana?

proteinaPTBT

Los humanos somos los seres más inteligentes de nuestro planeta o al menos, es lo que desde hace muchos años buscamos probar. La ciencia ha ayudado a identificar diferencias entre la evolución de nuestro cerebro con el de otros seres vivos y una respuesta aparente parece ser la PTBP1.

Esta proteína es capaz de estimular la creación de neuronas e influenciar la evolución del cerebro, transformándolo en uno más voluminoso y complejo en comparación de los vertebrados.

Parece lógico argumentar que un cerebro más grande presenta mayor complejidad que uno más pequeño. Por ejemplo, las capacidades cerebrales entre el ser humano y una rana son muy diferentes, sin embargo, ambas especies han evolucionado de forma independiente durante cerca de 350 millones de años y el conjunto de genes que conforman el cerebro de las dos especies es muy similar. Entonces, si los genes son parecidos, ¿cómo es que se desarrollan órganos con tamaños y volúmenes tan diferentes?

Según investigaciones de un grupo de científicos canadienses, la respuesta está en el empalme alternativo (AS, por sus siglas en inglés) o “splicing”, un proceso donde los conjuntos genéticos se combinan y forman proteínas. El AS permitiría crear una vasta cantidad de proteínas diversas que toman como origen un solo gen, de tal manera que el total de proteínas diferentes en una misma célula, superaría el número de genes disponibles. Esto sucede gracias a la adaptación de las células para tener varias funciones en un organismo y explicaría cómo es que a partir de un mismo grupo de genes, se da origen a una variedad tan diferente de cerebros.

neuronasproteinas

La proteína PTBP1 fue identificada con una estructura más corta capaz de desencadenar una serie de eventos, por lo que se crean diferencias en la complejidad morfológica de un embrión de neurona y también en el cerebro.

No obstante de las similitudes genéticas entre especies, las proteínas tienen mayor diversidad en mamíferos y menor en otras especies como lo son las aves o ranas.

Siempre es curioso voltear hacia atrás y cuestionarnos el origen de nuestra creación. La investigación de la proteína PTBP1 podría disipar algunas dudas, sin embargo, nuestra composición y existencia aún tiene un sinfín de interrogantes que estamos deseosos de conocer.

Recibe lo mejor de Un día más Culto en tu mail
Suscríbete a nuestro newsletter y recibe nuestro mejor contenido

Dejar un comentario

Desplazar hacia arriba