Home / Salud / Quimiofobia a los parabenos

Quimiofobia a los parabenos

La quimiofobia no es otra cosa que la gran estrategia publicitaria basada en el miedo a la química. ¿Cuántas veces hemos observado con sentido de aprobación las leyendas “sin parabenos”, “sin sales de aluminio”, “sin sulfatos”, “sin conservadores”, etc. en las etiquetas de nuestros productos favoritos?

Muchas veces, incluso nos satisface ver la leyenda sin tener conocimiento de qué son los parabenos, pero simplemente sabemos que no los queremos.

Así la estrategia de la quimiofobia funciona por la gran desinformación y falta de cultura social frente a los productos que libera el mercado. Y pese a la presunta libertad de elegir, que nos podría garantizar el conocimiento, lo cierto es que éste último se encuentra subyugado a lo que las grandes marcas imponen.

Para contener un poco la quimiofobia, hablaremos un poco al respecto de los parabenos que tan mala fama han tenido.

La familia de compuestos de parabenos es muy amplia y son derivados de ácido para-hidroxilbenzoico (PHBA), mismo que se produce naturalmente en muchas frutas y verduras, así como en la descomposición de algunos aminoácidos de nuestro organismo.

Los parabenos se utilizan en cosméticos como conservantes, tienen actividad antimicrobiana y antifúngica. Es decir, protegen al producto de la degradación y por tanto, protegen al consumidor.

En los cosméticos se utilizan el metil, etil, propil y butilparaben y sus sales. No todos los compuestos denominados parabenos pueden emplearse en cosmética.

En 2004 fue publicado un estudio realizado por una universidad británica en el que se habían detectado parabenos en tejido tumoral mamario. No obstante, las conclusiones del estudio no responsabilizaban a los parabenos, pero los medios se encargaron de ello y achacaron el cáncer a los parabenos.

La euforia mediática impulsó el desarrollo de diversos estudios para encontrar alguna relación entre el cáncer y el uso de parabenos en cosméticos. Los resultados de todos los estudios científicos realizados desde entonces y hasta ahora, han desestimado dicha relación. Por el contrario, se concluye que los parabenos utilizados en cosméticos son seguros.

Los parabenos se han utilizado en la cosmética por casi 80 años debido a que son versátiles y estables en casi cualquier tipo de formulación. Combaten la proliferación de un amplio espectro de hongos y bacterias, por lo que son bastante seguros y no son considerados alérgenos, ideal para pieles sensibles y reactivas. Lo mejor es que funcionan con concentraciones bajas y son igualmente efectivos.

Recibe lo mejor de Un día más Culto en tu mail
Suscríbete a nuestro newsletter y recibe nuestro mejor contenido

Dejar un comentario

Desplazar hacia arriba