Home / Salud / El síndrome del miembro fantasma

El síndrome del miembro fantasma

sindrome fantasma1

Los fantasmas se forman a partir de algún tipo de ausencia pudiendo tomar forma de seres que frecuentaban los mismos lugares que uno, para luego mutar en otras formas vinculadas con una señal de vida más intensa: el dolor.

Existen millones de personas que han sufrido alguna pérdida, en este caso específico nos referimos a la amputación de algún miembro (incluidos los órganos internos). Pese a que esa parte ya no se encuentra atada al cuerpo, hay quienes afirman que continúan teniendo sensaciones, usualmente en forma de dolor.

Médicos, científicos y habitantes se han familiarizado con este fenómeno desde hace muchísimos años. Durante la Edad Media, el folklore europeo veía con asombro la “restauración” invisible de los miembros amputados de los soldados.

sindrome fantasma2

En 1872 el neurólogo Silas Weir Mitchell, bautizó al fenómeno como “miembro fantasma” para describir las sensaciones que tenían los soldados de sus miembros mutilados durante la Guerra de Secesión. Mucho se ha hablado y escrito sobre esto, algunos afirman que cuando existe un dolor fuerte antes de la amputación del miembro, había mayor posibilidad de desarrollar dolor y sensación de “miembro fantasma” después de la amputación.

Al menos el 90% de aquellos que han experimentado una amputación quirúrgica o traumática, presentan estos misteriosos episodios. Las sensaciones van desde el frío, calor, dolor e incluso comezón en la zona que fue amputada y aunque no es constante, suele ser un problema cotidiano para los que la padecen, sobre todo en su proceso de rehabilitación.

sindrome fantasma3

Ahora vamos a lo importante: ¿Cuál es la causa?

Resulta que en el cerebro tenemos una especie de mapa en donde se ubica el control de las sensaciones en diferentes partes de nuestro cuerpo las que, a su vez están atadas con los sentidos. Aunque un miembro sea removido, dentro del mapa cerebral éste continúa existiendo junto con sus conexiones nerviosas.

Las personas que padecen síndrome de miembro fantasma, por decir en una pierna, son capaces de seguir mandando órdenes al cerebro para que la mueva, pese a que ya no está ahí. Es por eso que al igual que el cerebro envía la orden de realizar una acción, también es capaz de hacer llegar una sensación de dolor. Prácticamente todo lo que se podía sentir en el miembro antes de ser amputado, se puede seguir sintiendo; ya sea desde frío hasta picazón y por supuesto, dolor.

sindrome fantasma4

Cuando algo nos duele podemos optar por tomar algún medicamento o tratamiento para aliviar ese malestar, pero cuando la zona que nos duele no existe, los tratamientos tradicionales se vuelven inútiles.

Para el caso del dolor fantasma, los médicos dieron con varias alternativas que pueden ayudar al paciente, aunque no todas funcionan.

Cuando el caso incluye un dolor agudo, se utiliza un tratamiento llamado biofeedback, en el cual se le enseña a la persona a controlar las respuestas que genera el cerebro a través de estímulos eléctricos en los nervios alrededor de la zona mutilada, así se obliga a que el mapa de sensaciones se adapte a la nueva situación.

Para dolores más leves, se aplica calor sobre la zona amputada y esto se combina con el consumo de analgésicos.

Una cirugía a veces es opción ya que en algunas ocasiones el dolor fantasma es causado por conexiones nerviosas que lastiman a la hora de amputar y por ende la cicatrización es mala y causa de los fuertes dolores.

Recibe lo mejor de Un día más Culto en tu mail
Suscríbete a nuestro newsletter y recibe nuestro mejor contenido

Dejar un comentario

Desplazar hacia arriba