Home / Cultura General / Gilgamesh y Enkidu: parte 1

Gilgamesh y Enkidu: parte 1

La Epopeya de Gilgamesh es un mito que forma parte de los primeros textos escritos conservados y se remonta a la civilización sumeria del cuarto milenio a.C.

Los primeros versos ofrecen una imagen de la ciudad de Uruk, rodeada por una muralla de siete capas. Ahí, es el reino de Gilgamesh “aquel que ha visto todo para darlo a conocer al país”. Dos tercios de este personaje son dios y un tercio es hombre.

Su gobierno es tiránico y opresor de tal modo que los súbditos elevan una queja al dios del cielo, Anu, quien decide poner al rey en su sitio creando un héroe con capacidad para vencerlo. Aruru la creadora, tomó un pedazo de arcilla, la lanzó a la tierra y creó a Enkidu; un ser salvaje que vive en la estepa como los animales pero en perfecta armonía con ellos.

Un buen día un pastor se encuentra con Enkidu, su aspecto salvaje le atemoriza pero también se enfurece al ver que el salvaje ha roto las trampas para los animales silvestres. Molesto, pide ayuda a Gilgamesh quien le aconseja distraer a Enkidu con una prostituta para que le seduzca y así, abandone la vida salvaje.

Seis días y siete noches se acostó con la prostituta hasta quedar saciado, cuando volvió a los animales éstos ya no lo reconocieron. Enkidu regresa con la prostituta quien le convence de que ahora es “como un dios” y le enseña la vida civilizada. La vida social le llevan noticias de Gilgamesh y la despótica forma de tratar a los súbditos.

Decide enfrentarse al rey pero antes, Enkidu se erige como protector de los pastores matando leones y apuñalando lobos. Por su parte, en sueños, a Gilgamesh le había sido anunciada la llegada de Enkidu, quien debiera convertirse en su amigo inseparable.

Cuando ambos héroes se cruzan, Enkidu abate a Gilgamesh en lucha. El último reconoce el valor de Enkidu y lo convierte en su único amigo. Después de esto Gilgamesh cambia su carácter y decide, junto con su nuevo amigo, poner fin a todos los males de su país.

Recibe lo mejor de Un día más Culto en tu mail
Suscríbete a nuestro newsletter y recibe nuestro mejor contenido

Dejar un comentario

Desplazar hacia arriba