Home / Cultura General / El cariño a un bebé es esencial en su desarrollo cerebral

El cariño a un bebé es esencial en su desarrollo cerebral

bebes,-notebook-168400

Aunque todos nacemos con cierta capacidad cerebral, hay distintos aspectos ambientales que fomentan un mejor o peor desarrollo.

En una investigación de finales de los años ochenta, cuando había un consumo enorme de cocaína en las ciudades de Estados Unidos de América, Hallam Hurt, un neonatólogo en Filadelfia decidió investigar el daño que podrían adquirir los bebés al ser expuestos a la droga. El resultado fue sorprendente porque no hubo ninguna diferencia entre los niños con padres adictos y los niños que no. Pero lo que se encontró de esa investigación fue que el IQ de los dos grupos investigados estaba muy por debajo del promedio.

Este descubrimiento llevó a los investigadores a buscar lo que tenían de parecido ambos grupos y encontraron que tenían en común la pobreza. Esto significaba que ninguna de las familias investigada contaba con juguetes que podían ayudarles a aprender, con música o por lo menos diez libros en casa. Además encontraron que los padres no tenían el tiempo para responder sus preguntas e incluso notaron que la voz con la se dirigían a ellos no siempre era con un tono de afecto.

Esto concluyó que los niños que recibieron más atención y cariño en casa tendían a tener un IQ más alto que los no. 

Diferentes estímulos y tareas, como escuchar una canción de cuna o buscar alcanzar un juguete, ayudan a establecer diferentes redes neuronales. Los circuitos se fortalecen por medio de la activación repetida, el cobertor de las fibras nerviosas esta hecho de un material llamado mielina, una proteína que se engruesa ayudando a los impulsos eléctricos a viajar más rápido.

El estudio de Filadelfia publicado en el 2010 fue uno de los primeros en demostrar que las experiencias de la niñez conformaban la estructura del cerebro en desarrollo. Desde entonces, otros estudios han demostrado una conexión entre el estado socioeconómico del bebé y el crecimiento de su cerebro.

A pesar de estar programado con capacidades alucinantes, el cerebro depende de una gran manera del ambiente para desarrollarse. Ahora, los científicos están descubriendo cómo es que el desarrollo de sus cerebros se conforma por el equilibrio entre la naturaleza y el cuidado.

A pesar de haber criado niños por milenios, tenemos un entendimiento limitado de cómo los bebés dan pasos agigantados en lo cognitivo, lo racional, lo lingüístico y las habilidades de planeación.  Es por eso que nos sorprendemos cuando un bebé comienza a tener la iniciativa de la decisión.

[Fuente]

Recibe lo mejor de Un día más Culto en tu mail
Suscríbete a nuestro newsletter y recibe nuestro mejor contenido

Dejar un comentario

Desplazar hacia arriba