Home / Historia / ¿Por qué decimos «ok»?

¿Por qué decimos «ok»?

En el mundo no hay palabra más usada que «ok». Tiene sólo dos letras, es fácil de escribir, imposible de equivocarse, nos ayuda para contestar rápidamente, para afirmar de la manera más neutra e incluso ya es parte de nuestra tecnología con el botón «ok», pero ¿por qué la decimos? ¿Dónde nace?

Todo comenzó en los años 1830 de errores gramaticales intencionados por parte de la juventud «intelectual» de Boston. Tenían varias frases en «código» como:

K.C. -> knuff ced -> enough said

O.W. -> oll wright -> all right

O.K. -> oll korrect -> all correct

El éxito de la última comenzó a contagiarse, hasta que se publicó en el Boston morning Post. Posteriormente salió de Boston y contagió a todo Estados Unidos, incluso el presidente Martin Van Buren, nacido en Old Kinderhook, la usó en su campaña de reelección como Old Kinderhook is Oll Korrect, en otras palabras, Ok is Ok.

De igual manera el ok se mantuvo vívido gracias al telégrafo, ya que era fácil y rápido y escribirlo.

Por último, el cómo se ve ayudó bastamente gracias a la «k», ya que en inglés hay muy pocas palabras con esa letra que llama mucho la atención, la fiebe por esta letra se expandió a las marcas como Krispy Kreme, Kraft, Kleenex y Kool Aid.

 

 

Recibe lo mejor de Un día más Culto en tu mail
Suscríbete a nuestro newsletter y recibe nuestro mejor contenido

Dejar un comentario

Desplazar hacia arriba