Home / Biografía / Alan Turing y la manzana envenenada

Alan Turing y la manzana envenenada

turing

Alan Turing fue un matemático inglés que a sus pocos 23 años formalizó los conceptos de “algoritmo” y “computación” con su máquina de Turing, la cual puede considerarse un modelo del propósito general de la computadora. Él descubrió que la computación automática no podía resolver todos los problemas matemáticos, y su máquina respaldaba este concepto.

Durante la Segunda Guerra Mundial, Turing trabajó para el gobierno inglés intentando descifrar códigos nazis. Encontró diversas técnicas para encontrar mejoras en el método de las bombas polacas de la pre-guerra, una máquina electromecánica que encontró los ajustes de la máquina Enigma, que servía para encriptar mensajes de los nazis.

Este descubrimiento de Turing jugó un papel primordial para que los Aliados ganaran la guerra contra la Alemania Nazi.

Después de la guerra, Alan Turing trabajó en el Laboratorio Nacional de Física en donde diseñó uno de los primeros computadores de programa almacenado, concepto que se remonta a su primera máquina en el que se almacenan las instrucciones de un programa en la memoria electrónica. Esto fue el primer software.

turing2

Pero la vida de Turing no terminó bien, después de haber sido muy alabado por todo Gran Bretaña, incluso invitado a la Royal Society, fue acusado y arrestado por homosexual. Se declaró culpable para no ir a prisión y tenía que ser inyectado con hormonas para reducir su libido. Este tratamiento duró un año y lo hizo impotente y le ocasionó otros problemas físicos como ginecomastia.

Esto le impidió continuar con sus investigaciones, y además le prohibieron la entrada a los Estados Unidos.

El 8 de junio de 1954, antes de cumplir 42 años Turing fue encontrado muerto en su casa. Tenía a su lado una manzana mordida y se encontraron restos de cianuro en su cuerpo lo que comprobaba su suicidio. Había una teoría que decía que le encantaba la historia de Blanca Nieves y el envenenamiento de la fruta.

Turing se convirtió en un ejemplo histórico de la discriminación contra los homosexuales y de cómo la genialidad no tiene preferencias sexuales.

Algunos atribuyen el logo de Macintosh a la manzana mordida de Turing, pero cuando le preguntaron a Steve Jobs contestó: “Dios, ojalá y hubiera sido por eso”.

Recientemente se estrenó la película Código Enigma que está basada en la historia de Alan Turing. Una recomendación de Un día más culto.

Recibe lo mejor de Un día más Culto en tu mail
Suscríbete a nuestro newsletter y recibe nuestro mejor contenido

Dejar un comentario

Desplazar hacia arriba