Home / Tecnología / El Proyecto Genoma Humano

El Proyecto Genoma Humano

genoma-humano

En el año 1990, a partir de una inversión de 3000 millones de dólares se fundó en el Departamento de Energía y los Institutos Nacionales de la Salud de los Estados Unidos un proyecto para investigar y cartografiar los genes del genoma humano desde el punto de vista físico y funcional.

Este proyecto fue todo un éxito, lo que se estimaba que iba concluir en 15 años, terminó a los 13 años. Esto fue también gracias al paralelo crecimiento y avances de la tecnología.

El genoma humano es el número total de cromosomas en el cuerpo. La información contenida en los genes era el objetivo de esta investigación.

El “genoma” de cualquier persona (a excepción de los gemelos idénticos y los organismos clonados) es único, pero todos tienen un sentido común.

El Proyecto Genoma Humano se propuso dos objetivos principales, uno es el de la secuenciación que trataba de averiguar la posición de todos los nucleótidos del genoma y el otro es el mapeo genético que consistía en localizar los genes de los 23 pares de cromosomas del ser humano.

Una de las aplicaciones más directas de conocer la secuencia de genes que componen el genoma humano es que se puede conocer la base molecular de muchas enfermedades genéticas y se puede realizar un diagnóstico adecuado.

Pero con todo gran conocimiento viene una gran responsabilidad en la humanidad. Aunque los científicos encontraron un tesoro, el acceso a este código que resuelve nuestra identidad es muy controversial. Pues para muchos es mejor no saber, que actuar conforme a la información recibida.

La medicina predictiva causa conflictos porque al descubrir en qué genes están ciertas enfermedades se llega a conclusiones que tienen que ver un grupo étnico o social. Por ejemplo, hay enfermedades que sólo se desarrollan en gente de color o en gente blanca, pero al parecer estas conclusiones son peyorativas. A esto se le llama discriminación genética.

Hay otra aplicación de estos conocimientos y es para diagnosticar la salud del feto. Hay casos en los que se sospecha que el bebé puede tener algún problema y ahora es posible saber si existe alguna enfermedad congénita. Esto es un problema porque implica tomar la decisión de abortar. Ahora se ha podido superar ese tema y ya no es un conflicto tan grande para los que deciden no llevar a cabo el embarazo realizando un aborto terapéutico.

Es irónico pensar que la moral debe de poner límites al conocimiento, casi podríamos decir que los avances científicos tienen un campo de crecimiento que la moral no. La sociedad se arraiga a las tradiciones de comportamiento y les toma más tiempo modificarlos que lo que lo toma descubrir todo un código genético.

 

 

 

Recibe lo mejor de Un día más Culto en tu mail
Suscríbete a nuestro newsletter y recibe nuestro mejor contenido

Dejar un comentario

Desplazar hacia arriba