Home / Tecnología / Historia de la televisión

Historia de la televisión

La televisión es un producto de la tecnología que ha sido capaz de marcar no sólo la nueva era tecnológica, sino el inicio de un comportamiento social que se distinguió el siglo XX.

La imagen en movimiento se dio gracias a los desarrollos de los franceses Riounoux y Fournier en 1906 que inventaron una matriz de células fotosensibles que se conectaban con una lámpara. Esto tuvo problemas debido a la sincronización de la velocidad a la que debían girar para generar una imagen que pudiera ser percibida por el ojo humano.

La primera experiencia real de la televisión se efectúo en 1925 por el inventor escocés, John Logie Baird, quién utilizó un disco para un emisor y otro para un receptor, unidos en un mismo eje para que giraran al mismo tiempo, separados sólo por 2 mm esto sincronizaba la imagen en tiempo real con la recepción de la misma.

Las primeras emisiones públicas fueron las de BBC Inglaterra en el año 1927 y CBS y NBC en Estados Unidos en 1930, pero en ambos casos, el horario no era regular, esto ocurrió hasta 1936 en Inglaterra y 1939 en Estados Unidos con la inauguración de la Exposición Universal de Nueva York. A lo largo de está época el alemán Manfred von Ardenne estaba investigando un modo para transmitir imágenes por medio del microscopio electrónico de barrido. Su estudio culminó con la emisión directa de los Juegos Olímpicos de Berlín en 1936 a toda Alemania.

Para obtener la señal de vídeo era necesario tener la información de la imagen. La exploración de la imagen fue un gran reto debido a se tenía que entender el modo en el que el ojo observa, o sea, cuántos a fotogramas o “cuadros” y cuántas líneas entre cuadros que dan pie al movimiento. Después de mucha investigación, se determinó que debían de ser al menos 24 cuadros por segundo y que el número de líneas no podía ser superior a 300.

Como había diferentes resoluciones, en 1945 se establecieron las normas llamadas CCIR en las que se regulaba la exploración, modulación y transmisión de la señal de TV, pero eventualmente, cada país decidió usar sus propias medidas.

La producción de televisión tuvo un auge con la posibilidad de grabar programas y guardarlos, o sea con los avances tecnológicos en cámaras, los efectos digitales y postproducción.

El 17 de agosto de 1940, el mexicano Guillermo González Camarena, patentó en México y E.U. un sistema Tricromático Secuencial de Campos, ocho años más tarde, el estadounidense Peter Goldmark se basó en las ideas de Camarena y Baird para componer una serie de filtro de colores rojo, verde y azul que le pusieron color a la televisión. Esto dio paso al trinoscopio, que era bastante grande e incompatible.

Uniendo la luminosidad que daba lugar a las primeras imágenes con la crominancia, se pudo desarrollar una mejor tecnología para la TV a color.

En 1985 se creó el primer magnetoscopio digital realizado por Sony y Ampex. Hay tres formas para la transmisión digital que dependen de la forma de la televisión, puede ser por cable, satélite y por vía de radiofrecuencia terrestre.

Ahora se han desarrollado 28 sistemas de televisiones de alta definición (HD), hay diferencias de cuadros, pixeles, número de líneas y forma de barrido. Los avances en computación permitieron que el software y el hardware de las TV cambiara y funcionen estando “online”.

Con el tiempo que pasamos en la computadora, el uso de la TV ha cambiado, sin embargo, no parece que algún día cercano tendrá su fin, cada año la tecnología mejora y podemos ver con mejor calidad imágenes que casi parecen reales. ¿Seremos capaz de transmitir el mundo como es detrás de una pantalla, o seguiremos en el intento, ahora con la tecnología 3D?

 

 

Recibe lo mejor de Un día más Culto en tu mail
Suscríbete a nuestro newsletter y recibe nuestro mejor contenido

Comentarios (1)

Dejar un comentario

Desplazar hacia arriba