Home / Tecnología / La Pascalina: Cuestión de sumas y restas

La Pascalina: Cuestión de sumas y restas

  • Durante nuestro paso por la escuela, todo usamos en algún momento una calculadora. Ahora puede parecer un objeto un tanto ineficiente, pues hemos adaptado las herramientas de nuestra vida en teléfonos o dispositivos inteligentes. Pero a lo largo de la historia, el hombre ha buscado siempre el modo de simplificar sus problemas. Es tiempo de conocer a Blaise Pascal.
  • BlaisePascal fue quien inventó la primera calculadora que funcionaba a base de ruedas y engranajes, conocida como la Pascalina. En 1642 Pascal de 19 años buscaba un instrumento que facilitara el trabajo de su padre, quien debía restaurar el orden de los ingresos fiscales de la Alta Normandía. Después de 3 años de investigación y 50 años de prototipos, presentó su primera máquina que permitía sumar y restar dos números de manera directa y hacer  multiplicaciones y divisiones por repetición.
  • La Pascalina marcó el punto de partida y comienzo del desarrollo de cálculo mecánico con la Pascalina, invento que evolucionó de las máquinas de calcular, a las calculadoras eléctricas y electrónicas de los siglos siguientes. Su idea culminó con la invención del microprocesador de Intel en el año 1971, La Pascalina es el antepasado y origen de muchas máquinas e inventos claves de esta industria, incluyendo el computador.
  • La Pascalina tenía aproximadamente el tamaño de una caja de zapatos, compuesto en su interior por ruedas dentadas, conectadas entre sí, que formaban una cadena de transmisión. En este sentido, cuando una rueda giraba completamente sobre su eje, hacía avanzar un grado a la siguiente. Estas ruedas representaban el sistema decimal numérico y se accionaban mediante una manivela. Cada una estaba marcada con números del 9 al 0, y en total tenía 8 ruedas, seis  para representar los números enteros y dos más para los decimales.
  • Para sumar o restar no había más que accionar la manivela en el sentido apropiado, haciendo a las ruedas correr los pasos necesarios. Cuando una rueda estaba en el 9 y se sumaba 1, ésta avanzaba hasta la posición marcada por un cero. Seguidamente, un gancho hacía avanzar un paso a la rueda siguiente y de esta forma se realizaba la operación de suma.
  • Los grandes pasos que la humanidad ha logrado para simplificar los trabajos no han sido pequeños. En nuestra búsqueda por adaptar nuevas herramientas que reemplacen el esfuerzo humano, que nos permita enfocar nuestras aptitudes a otros asuntos, nos hemos encontrado con inventos maravillosos, muchos de ellos son los descendientes de la Pascalina. Sumemos un tiempo para saber más de lo que nos rodea y restemos ignorancia a nuestro entorno. Total, si sabemos dividir las cosas que tienen importancia y las que no, multiplicaremos nuestros conocimientos.

 

Recibe lo mejor de Un día más Culto en tu mail
Suscríbete a nuestro newsletter y recibe nuestro mejor contenido

Dejar un comentario

Desplazar hacia arriba