Home / Tecnología / La vida después del grafeno

La vida después del grafeno

El grafeno es una sustancia formada por carbono puro, con átomos dispuestos en un patrón regular hexagonal. Aunque similar al grafito, el grafeno forma una lámina de un solo átomo de espesor.

El patrón hexagonal, en que se tiene un átomo de carbono en cada uno de los vértices, se une con otras estructuras hexagonales, utilizando dos átomos de carbono como elementos comunes.

Por las características anteriores, el grafeno es súper ligero; una lámina de un metro cuadrado pesa apenas 0.77miligramos. Además, es 200 veces más resistente que el acero, 5 veces más ligero que el aluminio y su densidad es aproximadamente la misma que la fibra de carbono.

Simplemente, imagina, si se apilaran dos millones de láminas de grafeno, una sobre la otra, se obtendría una placa mucho más delgada que una tarjeta de crédito. Sin duda y hasta el momento, ¡es el material más delgado del mundo!

Pos sus características particulares, el grafeno tiene todo el potencial para transformar el futuro.

Científicos del mundo están trabajando en el desarrollo de lo que podría ser el siguiente microprocesador del futuro partiendo de la construcción de circuitos basados en grafeno, aprovechando su estructura perfectamente ordenada, con lo cual, podría sustituirse el silicio y brindar independencia energética a los productos electrónicos.

Adicionalmente, diferentes tecnologías empiezan a utilizar este material para nuevos desarrollos. Por ejemplo, circuitos integrados aplicados a la piel, lo que podría simplificar las transacciones comerciales y otras tareas básicas del día a día. Incluso se podría utilizar para optimizarlo como filtro para agua de última generación, optimización de receptores solares, cristales que pueden cambiar de color o ser receptores solares, cambiará la arquitectura de las grandes ciudades.

El grafeno es también un material impermeable por lo que no se descarta el desarrollo de productos anticorrosivos. Compuestos plásticos basados en grafeno, tienen ya patentes en la industria naval en donde se logra reducir un 50% su resistencia con una transparencia del 95% y rugosidad de 0.8 micras, es decir, 200 veces menor que la mejor pintura del mercado. En China, se ha logrado la aleación grafeno-aluminio para cubrir aeronaves con pero y resistencia a fracturas nunca antes vistas.

Igualmente, medir e interactuar con las señales eléctricas neuronales, siempre es una posibilidad que probablemente, será ampliamente explorada. Con el grafeno, pareciera que el límite es el propio infinito.

Recibe lo mejor de Un día más Culto en tu mail
Suscríbete a nuestro newsletter y recibe nuestro mejor contenido

Dejar un comentario

Desplazar hacia arriba