Home / Recomendación Literaria / Las bibliotecas que no desaparecerán

Las bibliotecas que no desaparecerán

poly

En la Universidad pública Politécnica de Florida, llamada coloquialmente, Florida Poli se inauguró la primera biblioteca digital, así como leyeron, un edificio súper moderno en el que no hay libros.

La Universidad está enfocada en los campos avanzados de ciencia, tecnología, ingeniería y matemáticas.

Este nuevo campus, recientemente inaugurado fue diseñado por Santiago Calatrava y abrió sus clases apenas el 16 de agosto de 2014.

Y aunque para muchos, el objeto del libro tiene el espíritu romántico del conocimiento, los libros digitales tienen todo el contenido necesario. Y en esta biblioteca hay más de 135,000 libros electrónicos. La directora de biblioteca, Kathryn Miller explicó que tienen acceso a la impresión de libros por medio del sistema universitario interbibliotecario, sin embargo, recomiendan a sus estudiantes leer y trabajar con la información de forma digital.

El arquitecto español hizo un excelente trabajo con la biblioteca de más de mil metros cuadrados que cuenta con computadoras, escritorios y cómodas salas de lectura.

poly2

Hay un presupuesto extra de $60,000 dólares para los libros que no ha adquirido la biblioteca. Si un libro se ha buscado dos veces en el sistema, automáticamente será comprado en línea. De esta manera cada día estará más completa la base de datos.

Pero no todos están de acuerdo con está novedad, en el periódico local Tampa Bay Times, se publicó un artículo con la portada a “Luddite laments”, y dentro del texto Kathleen McCook, profesora de bibliotecología, comentaba que “Tal vez refleja la vida digital de hoy, pero no creo que a largo plazo, le va a dar la misma calidad de experiencia a sus usuarios”, en su mismo argumento, mencionó que esos alumnos se iban a perder de la experiencia laberíntica de caminar por los pasillos de estantes de libros.

Definitivamente es un cambio importante en el entendimiento social de las bibliotecas, pero podría ser, sin duda, una facilidad para la búsqueda de información.

¿Se perderá la relación entre el laberinto borgiano en las bibliotecas y el contenido en los miles y miles de objetos llenos de páginas? Comenta qué opinas.

Recibe lo mejor de Un día más Culto en tu mail
Suscríbete a nuestro newsletter y recibe nuestro mejor contenido

Comentarios (1)

  • Xareny

    Como estudiante de Química que soy he tenido que buscar información de ambas formas: libros y recursos electrónicos.

    Para la ciencia dura es mucho más cómoda la búsqueda ordenada en bases de datos electrónicas.

    Pero para la experiencia de una buena novela, no hay como el papel.
    Además de que al tomar notas a mano proceso mejor el conocimiento.

    La cuestión es encontrar el equilibrio 🙂

    Responder

Dejar un comentario

Desplazar hacia arriba