Home / Tecnología / Para la antena: Todo lo que no sabías de la antena parabólica

Para la antena: Todo lo que no sabías de la antena parabólica

  • Las antenas parabólicas se caracterizan, y deben su nombre, al tener un reflector parabólico.
  • Su nombre fue dado por la similitud física a las parábolas, que son las secciones cónicas resultantes de cortar esta figura recta, con un plano paralelo a su generatriz.
  • Pueden ser usadas como antenas transmisoras o receptoras.
  • Las antenas transmisoras funcionan por el reflector parabólico que capta la onda electromagnética generada por un dispositivo radiante, localizado en el foco del reflector parabólico. Los frentes de ondas que genera, son expulsadas del reflector en forma más coherente que otro tipo de antenas.
  • Las antenas receptoras funcionan por el reflector parabólico que concentra la onda incidente en su foco, donde también se encuentra un detector.
  • Suelen ser utilizadas a frecuencias altas y tienen una ganancia elevada.
  • Existen 3 tipos de antenas parabólicas:
  1. La antena parabólica de foco centrado o primario, que se caracteriza por tener el reflector parabólico centrado respecto al foco.
  2. La antena parabólica de foco desplazado u offset, que se caracteriza por tener el reflector parabólico desplazado respecto al foco. Son más eficientes que las parabólicas de foco centrado, pues el alimentador no hace sombra sobre la superficie reflectora.
  3. La antena parabólica Cassegrain, que se caracteriza por llevar un segundo reflector cerca de su foco, el cual refleja la onda radiada desde el dispositivo radiante hacia el reflector en las antenas transmisoras, o bien, refleja la onda recibida desde el reflector hacia el dispositivo detector en las antenas receptoras.
  • De todos los sistemas que utilizan las antenas parabólicas, destaca el Satélite de comunicaciones, que es un medio para trasmitir señales de radio en zonas amplias o poco desarrolladas, ya que pueden utilizarse como enormes antenas suspendidas del cielo.
  • Ya sea utilizando antenas centradas o desplazadas, hoy en día ya no es una necesidad extraña el detectar una señal, emitida a muchos miles de kilómetros de distancia. Puede sonar como un proceso sumamente complicado, no logramos entender cuándo sucede, ni para qué lo utilizamos. Simplemente, la próxima vez que encendamos la televisión, recordemos que en una fracción de segundos sucedió todo lo que hoy hemos leído. Interesante ¿no?
Recibe lo mejor de Un día más Culto en tu mail
Suscríbete a nuestro newsletter y recibe nuestro mejor contenido

Dejar un comentario

Desplazar hacia arriba