Home / Salud / El robot lombriz de la salud

El robot lombriz de la salud

Venas y arterias son las mejores carreteras cuando de salvar una vida se trata. El 80% de los accidentes cerebrovasculares son isquémicos, es decir, se ocasionan por un coágulo que bloquea u obstruye un vaso sanguíneo en el cerebro y son la primera causa de muerte y discapacidad en Estados Unidos.

Por ello, los científicos del MIT han diseñado un robot en forma de lombriz con la capacidad de deslizarse con mínima fricción dentro de estas súper carreteras para lograr llegar a coágulos cerebrales.

La tecnología se compone por un esqueleto de polímero blando con micropartículas magnéticas que se mueven por la fuerza de campos magnéticos aplicados externamente. El cuerpo del robot esta recubierto de hidrogel autolubricante para eliminar la fricción, en la medida de lo posible, y que de esta manera, pueda deslizarse.

Adicionalmente, el núcleo, fabricado mediante aleación flexible de níquel y titanio, podría sustituirse por un hilo de fibra óptica para posibilitar la emisión de rayos láser desde la punta, permitiendo deslizarse por el sistema vascular cerebral y eliminar coágulos cerebrales.

Hasta el momento, el robot se ha desempeñado favorablemente en lo que sería una primera prueba que consistió en una especie de pista de obstáculos formada por pequeños anillos. La segunda prueba se desempeñó en un complejo entramado de conductos que imitan los vasos sanguíneos. Los resultados han sido excepcionales.

Se prevé que los médicos puedan controlar este robot vía remota y a larga distancia utilizando un joystick, de tal forma que un accidente cerebrovascular podría tratarse de manera oportuna. La tasa de supervivencia aumentaría significativamente si se logra brindar atención durante la primera hora y media. Incluso, se podría evitar el daño cerebral permanente.

Actualmente, los especialistas atienden estos casos mediante una cirugía en la que se inserta un cable a través de la arteria principal y se dirige manualmente hacia el vaso dañado. Si bien, es lo que la medicina ha utilizado, una intervención de este tipo es por lo menos, agotadora pero lo preocupante es que los cables suelen estar fabricados con aleaciones metálicas recubiertas de polímeros que pueden dañar los revestimientos de los casos.

Recibe lo mejor de Un día más Culto en tu mail
Suscríbete a nuestro newsletter y recibe nuestro mejor contenido

Dejar un comentario

Desplazar hacia arriba