Home / Biografía / Bob Dylan, el mito viviente

Bob Dylan, el mito viviente

Robert Allen Zimmerman, mejor conocido como Bob Dylan, empezó a leer poemas a los 10 años y por sus propios medios, comenzó a tocar el piano y la guitarra.

Al ingresar a la Universidad de Minnesota, su mundo se expande. Comenzó a escuchar temas de country, rock y músicos como Hank Williams, Robert Johnson y Woody Guthrie. Su pasión por la música crece hasta el punto en el que no encontraba tiempo para asistir a clases.

Su carrera como solista había comenzado con su guitarra y armónica, tocando en lugares nocturnos. Su voz tanto inconfundible como expresiva, comenzó a convertirse en su marca personal.

Finalmente, abandona la universidad y decide viajar a Nueva York para tocar en algún lugar dedicado al folk y conocer a Woody Guthrie; ambas cosas pudo hacer. Fue allí donde comenzó a escribir sus propias canciones y con esa determinación Dylan empieza a transformarse en una leyenda cuando en 1961, el New York Times publica una nota sobre uno de sus shows. Poco tiempo después, Dylan graba los temas de su disco debut.

Con la llegada de su segundo álbum en 1963, se aprecia al poeta emergente en Bob, quien posteriormente, se convertiría en la voz de la historia de la música popular estadounidense.

Con tan solo 25 años, Dylan era la voz más importante de su generación. Durante años fue un referente generacional al punto en que sus canciones interesaron seriamente a las esferas de intelectuales. De hecho, a partir de 1996, año tras año, el escritor y profesor de literatura Gordon Ball, postularía a Dylan para la concesión del premio Nobel.

A lo largo de su carrera obtuvo diversos premios como el Doctor Honoris Causa por la Universidad de Princeton, 11 premios Grammy y el Lifetime Achievement Award por su trayectoria artística. En 2001, fue galardonado con el Óscar a la mejor canción y Globo de Oro por Things Have Changed, tema de la película The Wonder Boys.

Su autobiografía Chronicles Volume One vio la luz en 2004, lo que significó todo un acontecimiento internacional. En 2007 le fue concedido el premio Príncipe de Asturias de las Artes debido a su condición de “mito viviente” y por hacer sido “el faro de una generación que tuvo el sueño de cambiar el mundo”.

Finalmente, en 2016 le es concedido el premio Nobel de Literatura.

Recibe lo mejor de Un día más Culto en tu mail
Suscríbete a nuestro newsletter y recibe nuestro mejor contenido

Dejar un comentario

Desplazar hacia arriba