Home / Cultura General / El color de tu piel

El color de tu piel

Nuestra piel contiene células que producen y contienen pigmentos denominadas, melanocitos o melanina, en su forma genérica. Existen dos tipos de pigmentos, marrón parduzco (eumelanina) y rojo amarillento (feomelanina).

El color de la piel depende de la cantidad y proporción de ambos. De este rasgo dependen diferentes genes. Unos inciden en la cantidad de pigmento en los melanocitos y otros sobre la proporción entre los dos tipos de melanina.

La piel humana se ha ido aclarando en diferentes zonas geográficas, bajo la acción de la selección natural. En algún momento de la evolución humana, el grosor y consistencia del pelaje se vio reducido hasta llegar a una fina capa de vello. Y siendo que, la exposición de la piel a la radiación solar ultravioleta podía causar cáncer, las variantes genéticas seleccionaron el oscurecimiento de ésta, dado que la melanina protege del daño.

En tanto los asentamientos humanos se fueron expandiendo, igualmente fue variando la exposición a la radiación solar en las diferentes zonas geográficas. En consecuencia, la selección natural hubo nuevamente de intervenir ya que un déficit de exposición, igualmente genera problemas. La radiación ultravioleta permite la síntesis de la vitamina D, la cual previene el raquitismo y nuevamente, la adaptación a las nuevas condiciones junto con la selección natural, generó el aclaramiento de la piel en diferente zonas geográficas.

Actualmente, el color de piel de la población mundial, es el resultado de una compleja secuencia de eventos biológicos y demográficos en la que no es posible delimitar o discernir entre unos grupos y otros.

Es decir, la población global pertenece a una misma raza, compleja en su constitución y totalmente mezclada con distintos linajes.

Recibe lo mejor de Un día más Culto en tu mail
Suscríbete a nuestro newsletter y recibe nuestro mejor contenido

Dejar un comentario

Desplazar hacia arriba