Home / Cultura General / El experimento genético para convertir a los zorros en animales de compañía

El experimento genético para convertir a los zorros en animales de compañía

Corría el año de 1959, cuando Lyudmila Trut comenzó con una serie de viajes por toda Siberia para conseguir a la mayor cantidad de zorros. Lo que buscaba en cada granja es que fueran los más tranquilos y dóciles del grupo.

 

Su plan era crear un animal doméstico como el perro, por lo que eligió una raza agresiva como lo es el zorro plateado. Cuando inició esta búsqueda, trabajaba con el genetista Dmitry Belyaev; que investigaba la línea de domesticación del lobo, la cual tardó miles de años en concretarse.

Sin embargo, Trut buscaba acelerar el proceso a unos cuantos años. Se comenzó con 100 zorros plateados, analizando su temperamento y comportamiento hacia los humanos, aquellos que fueran más amigables, eran elegidos para generar una nueva generación.

 

En cada nueva generación se seleccionaba al 10% de los lobos más dóciles para la siguiente. Los resultados no se hicieron esperar, para la tercera generación las respuestas agresivas y de miedo hacia los humanos fueron eliminadas.

Para la cuarta generación salió el primer zorro que meneaba la cola y lamía a los humanos, posteriormente llegó el primer zorro con las orejas caídas.

 

Para 2005, después de 50 generaciones, se pueden considerar animales domesticados aunque aún no siguen órdenes. El proyecto de Trut vende algunos zorros para mascotas y así recaudar fondos para continuar la investigación.

Lo sorprendente es que lograron domesticar una raza agresiva en tan sólo 50 años, cuando la domesticación de otros animales duró cientos o miles de años.

 

 

Recibe lo mejor de Un día más Culto en tu mail
Suscríbete a nuestro newsletter y recibe nuestro mejor contenido

Dejar un comentario

Desplazar hacia arriba