Home / Cultura General / Nosotros tenemos a Google, pero ¿Sherlock Holmes qué tenía?

Nosotros tenemos a Google, pero ¿Sherlock Holmes qué tenía?

 

Nos ha pasado una y mil veces, tenemos algo en la punta de la lengua pero no logramos recordarlo, desde el nombre de la actriz en aquella película o el nombre de las pastillas que deberías tomar.

Google nos ha salvado en incontables ocasiones y a esta herramienta le debemos el facilísimo acceso a la información en el momento que queramos, pero ¿cómo le hacían antes? Es difícil imaginar una vida sin Google, ¿no es así?

 

Pues bien, los personajes de la literatura también se han enfrentado al problema de no recordar información, incluso a las mentes más brillantes, como Sherlock Holmes. Pero él tenía un as bajo la manga.

Tal y como se escribió en el libro El último saludo de Sherlock Holmes:

 

“–¡Ah! Eso es lo que tenemos que resolver. Sigamos la línea de investigación más obvia – y echó mano al álbum en el que, día tras día, iba coleccionando los anuncios de la sección de asuntos personales de los diversos diarios de Londres -.
¡Dios mío! – exclamó, pasando las hojas -. ¡Menudo coro de lamentos, llantos y quejas! ¡Vaya cajón de sastre de sucesos curiosos!”.

 

A pesar de tener un álbum manual, Holmes tenía toda la información que podría necesitar. Los diarios que recolectaba día a día eran su propio Google y acudía a ellos cada que su mente le fallaba, aunque en su caso, no sucedía a menudo.

Recibe lo mejor de Un día más Culto en tu mail
Suscríbete a nuestro newsletter y recibe nuestro mejor contenido

Dejar un comentario

Desplazar hacia arriba