Home / Deportes / Beckham entre la casualidad y las matemáticas

Beckham entre la casualidad y las matemáticas

Cuando David Beckham empezó a jugar en Real Madrid en 2003, eligió la camiseta con el número 23. Anteriormente había estado jugando con el 7 en la selección británica pero ese número ya estaba ocupado por Raúl quien, seguramente, no iba a renunciar a su número así como así.

En torno a este hecho, muy pronto surgieron las más variadas especulaciones, aunque la más popular fue la teoría de Michael Jordan.

El Real Madrid quería posicionarse en el mercado estadounidense pero el soccer estaba por detrás del basquetbol y el beisbol, juegos emocionantes que terminan con marcadores de 100-98; juegos en los que invariablemente hay un ganador.

En el fútbol soccer es posible que, tras 90 minutos de partido, se finalice el encuentro con un marcador 0-0, sin que se designe un ganador.

Según la teoría, el Real Madrid había investigado y finalmente observó que el jugador de basquetbol más famoso del mundo, sin duda alguna, era Michael Jordan. El encestador más destacado de los Chicago Bulls, siempre lució la camiseta con el número 23 durante su carrera completa.

Así, lo que el Real Madrid quería hacer, era introducir nuevamente el número 23 pero en el jersey de Beckham y cruzar los dedos esperando que les permitiera irrumpir con fuerza en el mercado estadounidense.

Lo que las matemáticas dicen al respecto es que el número de Beckham es un primo, divisible entre él mismo y el 1. Un pequeño análisis reveló que, en el momento del fichaje de Beckham, todos los galácticos –es decir, los jugadores claves del Real Madrid– jugaban con camisetas cuyos números eran primos: Roberto Carlos, bastión de la defensa con el número 3; Zidane, corazón del medio campo con el 5; Raúl y Ronaldo, piedra angular delantera con el 7 y 11.

Quizá era inevitable que Beckham también eligiera un número primo que le hiciera sentir vinculado o quizá todo es mera casualidad.

Lo que es cierto es que en 2003, los efectos del fichaje tuvieron repercusión en el mundo deportivo de Estados Unidos, algo sin precedentes. La noticia extranjera sobre Beckham destacó en todos los medios de comunicación del país.

Los expertos en mercadotecnia mencionan que quizá ha sido el mayor acierto que pudieron tener para introducir la venta de imagen y camisetas del jugador inglés en el mercado estadounidense. Así mismo, con el 23 el Real Madrid se coloca como el equipo de moda en EUA y el más conocido del mundo anglosajón, porque entre hispanos siempre ha ocupado el primer lugar.

Recibe lo mejor de Un día más Culto en tu mail
Suscríbete a nuestro newsletter y recibe nuestro mejor contenido

Dejar un comentario

Desplazar hacia arriba