Home / Economía / Estados Unidos tras el petróleo sirio

Estados Unidos tras el petróleo sirio

Las reservas de hidrocarburos descubiertas en Siria se extienden por todo el país pero 80% de los pozos en funcionamiento, se encuentran en la zona ilegalmente ocupada por fuerzas de Estados Unidos y de Francia.

Recientemente, Estados Unidos junto con el envío de su hombre de negocios, Mordechai Kahana, autorizó la explotación para posteriormente, realizar la venta a Israel.

Estados Unidos estaría violando las Convenciones de Ginebra que prohíben a toda potencia ocupante, el saqueo de los recursos del país de cuyos territorios ocupa, como trágicamente ya sucedió antes en Turquía y en el Emirato Islámico.

Las implicaciones de lo anterior sugieren que el Consejo Democrático Sirio, respaldado por Estados unidos, actúa con independencia del Gobierno Central de Damasco, presidido por Bashar al-Asad. Asimismo, se muestra la intención de los kurdos de quedarse en una coalición israelí-estadounidense y eliminar toda oportunidad de volver al Gobierno y nación siria impidiendo que Damasco recupere el control total sobre el territorio.

Habrá que recordar que la Comisión King-Crane de 1919 designó un espacio atribuido a los kurdos en suelo sirio, pero el territorio actualmente ocupado, donde se pretende desarrollar un pseudo Kurdistán, no es parte de dicho territorio. Sin embargo, fue ahí donde, durante la agresión de las potencias occidentales contra Siria, se llevó a cabo una limpieza étnica de las poblaciones cristianas y árabes para con ello, estimular la llegada de migrantes kurdos procedentes de Turquía e Irak.

Con todo lo anterior, lo cierto es que Washington no tiene intenciones de reconocer la legitimidad del presidente sirio a menos que Moscú se comprometa a forzar a los iraníes a salir de Siria, aunque Estados Unidos no tenga derecho de hacer ese tipo de reclamación.

Durante los últimos ocho años, Washington ha acusado al presidente Bachar al-Assad, de practicar la tortura contra su pueblo. Supuestos testimonios en los que se han invertido millones de dólares, son incapaces de respaldar la afirmación.

El régimen israelí, por su parte, no desaprovecha ocasión para apoyar y facilitar el establecimiento de un Estado kurdo independiente que comprenda parte de los territorios de Irak, Siria y Turquía y que, por supuesto, secunde el régimen Tel Aviv y sus políticas.

Recibe lo mejor de Un día más Culto en tu mail
Suscríbete a nuestro newsletter y recibe nuestro mejor contenido

Dejar un comentario

Desplazar hacia arriba