Home / Economía / Las ventas más extrañas del e-commerce

Las ventas más extrañas del e-commerce

En 1995 internet abrió las puertas a sitios comerciales para comprar y vender una amplia variedad de cosas en línea. En estos portales los usuarios ofrecen una gran variedad de productos y servicios que en ocasiones, resultan ser superiores a los que se podría adquirir en una tienda física.

Dorito papal

Un dorito con forma de mitra papal que fue encontrado en el interior de su correspondiente bolsa en Salem, Massachusetts. Pues bien, la familia que dio con él decidió ponerlo a la venta, y una vez más fue otro casino el que lo compró por, atentos, ¡1,209 dólares! Sus dueños destacaban que ni había sido chupado ni estaba mordido,

Imagen de la Virgen María

Diana Dusyer residente de Hollywood logró vender un sandwich por la módica cantidad de €28,000 al casino Golden Palace. En el emparedado que además estaba mordido, parecía ostentar la imagen de la Virgen María.

Tarro con fantasma

Se vendió exitosamente un tarro de un cementerio que, supuestamente, contenía un fantasma. La venta aseguraba que dicho espíritu había sido víctimas de un exorcismo, y que si el comprador quería liberarlo, únicamente tenía que verter agua bendita en un plato, a ser posible sopero, después realizar la misma operación con el supuesto contenido del tarro encantado, y esperar a que se evaporara el agua para que así descansara definitivamente en paz… o le hiciera la vida imposible. Todo dependía de lo burlón que fuese el espíritu…

 

Buscador de OVNIs

InterBras, empresa brasileña subió a eBay un buscador de OVNIs que emitía un sonido cuando detectaba algún objeto no identificado sobrevolando los alrededores. Un ufólogo lo adquirió por 135 dólares.

 Kit para matar vampiros

Un ciudadano de Oklahoma puso a la venta un kit advirtiendo de su autenticidad, que que en su interior incluía ajo, una estaca de madera de ébano, una Biblia, crucifijos, flechas con puntas de plata, un cuchillo y agua bendita. El comprador pagó 4,500 dólares.

Un riñón

La subasta para el riñón comenzó en 25,000 dólares y terminó en 5 millones 750 mil 100 dólares antes de que la venta fuera clausurada por eBay, ya que entonces como hasta ahora, es ilegal comprar o vender órganos humanos.

Recibe lo mejor de Un día más Culto en tu mail
Suscríbete a nuestro newsletter y recibe nuestro mejor contenido

Dejar un comentario

Desplazar hacia arriba