Home / Recomendación Literaria / El Señor de las Moscas: Poder y Dominación

El Señor de las Moscas: Poder y Dominación

¿Es el hombre substancialmente bueno, o es la educación y la sociedad lo que le aleja de sus instintos e inclinaciones?

Durante el año 1954, William Golding, veía publicada su primera y más célebre novela, en la que planteaba preguntas sobre la naturaleza humana.

El Señor de las Moscas narra la historia de un grupo de niños, entre 6 y 12 años, que viajaban en un avión. Debido a que una fuerte tormenta desvía la aeronave de su ruta, ésta termina chocando en una isla desierta, ubicada en algún lugar en el Océano Pacífico.

Sin adultos, los niños tienen que cuidarse y organizarse solos. Se encuentran en una precaria posición donde se les permite crear una nueva “civilización”. Así, en una concha concentran el símbolo del poder y eligen a su propio líder de grupo, Ralph, quien naturalmente, pero sin mucho interés, toma el cargo.

Al comenzar a organizarse, emprenden también un proceso para adaptarse a su nueva situación. Pero pronto surgirán los problemas. Los rumores de una bestia que circunda la isla, crean conflictos y divisiones rápidamente, principalmente a causa de Jack, quien teniendo talentos y características similares al líder Ralph, éste sí deseaba ser elegido como el líder.

Suceso, tras suceso, Jack comienza a hacerse de adeptos, además, maquiavélicamente se beneficia de los conflictos hasta que en la primera oportunidad, violentamente le arrebata el poder al Ralph.

El Señor de las Moscas es un clásico de la literatura inglesa, lleno de grandes aventuras y personajes profundos y multifacéticos. Esta vez, desde el punto de vista de un grupo de niños, el autor nos lleva a reflexionar sobre la estructura de la sociedad y sus normas, la perdida de la inocencia y la naturaleza humana en situaciones de adversidad.

Recibe lo mejor de Un día más Culto en tu mail
Suscríbete a nuestro newsletter y recibe nuestro mejor contenido

Dejar un comentario

Desplazar hacia arriba