Home / Recomendación Literaria / Tan Veloz Como el Deseo

Tan Veloz Como el Deseo

tan-velozEstamos acostumbrados hoy más que nunca, a la inmediatez de la información, a recibir datos en cuestión de segundos desde el otro lado del mundo de forma simple y efectiva. Pero existe una historia que toma las cosas desde una perspectiva muy distinta, la vida de un hombre dedicado a la telegrafía, de la escritora de Cómo Agua Para Chocolate, Laura Esquivel. Es Tan Veloz Como el Deseo, el ejemplo de una vida capaz de escuchar los sentimientos de las personas, tan cautivadora como el poder de las palabras traducidas en emociones.

Es la historia de Don Júbilo, un hombre que nació con un extraño don en que puede interpretar y sentir los sentimientos de las personas que no se expresan, sino que descifra a través del telégrafo. Ahora se ha convertido en un anciano que ya se encuentra en el umbral de la muerte. Y aunque ya no pronuncie ni una sola palabra, en su juventud Júbilo servía de intérprete entre su madre española, y su abuela maya. Júbilo descubre este poder que radica en su interior y se convierte en telegrafista, donde da rienda suelta al don de comunicarse y descifrar los sentimientos en las letras de los demás.

Lluvia, su hija, pronto recorrerá la vida de su padre, su amor de la juventud con Lucha, su carácter noble y humanitario y las adversidades a las que tuvo que enfrentarse, sus sueños y sobre todo el poder del amor y los sentimientos, el verdadero motor y la fuerza que determina el destino y la vida de todas las personas. Si ya leíste Como Agua Para Chocolate, conoces la historia de la madre de la autora. Ahora es el turno de conocer la vida de su padre, que en homenaje ofrece a Don Júbilo  y en quien Esquivel se inspirara para dar vida a su exquisito protagonista.

Recibe lo mejor de Un día más Culto en tu mail
Suscríbete a nuestro newsletter y recibe nuestro mejor contenido

Dejar un comentario

Desplazar hacia arriba