Home / Salud / Déjà vu: lo ya visto

Déjà vu: lo ya visto

Del francés, ya visto, el déjà vu se refiere a la ilusión de estar recordando cosas y situaciones que en realidad se viven, oyen o se ven por primera vez. El fenómeno suele acompañarse de una impresión de familiaridad hacia la situación, además de cierta confusión ante la certeza de poder recordarla.

Probablemente, un término más preciso sería déjà vécu o bien, ya vivido, debido a que se involucran todos los sentidos y no únicamente el de la vista. Si bien, alguien que experimenta esta sensación, no consigue determinar cuándo, cómo o dónde, todo parece haberse vivido en una situación anterior.

Este peculiar fenómeno, también denominado paramnesia (del griego “falso recuerdo”), es uno de los más frecuentes de los trastornos de la memoria que se encuentran asociados con estados psíquicos, tanto patológicos como no patológicos.

La paramnesia es algo común en personas sanas y es normal cuando se produce de manera ocasional… una o dos veces por año. De hecho, en personas jóvenes, el fenómeno sucede con mayor frecuencia y va decreciendo a medida que se avanza en edad. Por su parte, variables como fatiga, estrés, experiencias traumáticas y consumo de psicotóxicos, son factores que favorecen la aparición de este tipo de episodios.

No obstante, existen personas que experimentan el déjà vu de manera crónica o persistente. Los pacientes refieren que es una situación abrumante que les ocasiona depresión, ansiedad, desesperación de recordar de manera persistente el presente. Sin embargo, las investigaciones únicamente concluyen que se trata de una disfunción de la memoria. Desafortunadamente para estas personas, no se dispone de una explicación definitiva.

Finalmente, una de las explicaciones de mayor trascendencia es la del psiquiatra Herman Sno, cuya teoría indica que los recuerdos están almacenados en forma holográfica y, por tanto, el todo está reflejado en cada una de sus partes.

Así pues, basta un fragmento de una escena como aroma, color o sonido, para recordar el todo. Cuando en una situación nueva el cerebro identifica un detalle asociado a una experiencia anterior, éste incorpora las sensaciones ya vividas en la primera experiencia y produce la sensación de estar viviéndola por segunda ocasión. Sin duda, en el largo plazo, podría ser algo abrumante.

A pesar de los avances e investigaciones, el fenómeno del déjà vu, sigue siendo uno de los grandes misterios de la mente.

Recibe lo mejor de Un día más Culto en tu mail
Suscríbete a nuestro newsletter y recibe nuestro mejor contenido

Dejar un comentario

Desplazar hacia arriba